Salas de chorreado

La principal característica de una sala de chorreado es que el operador se queda dentro de la sala durante el proceso de chorreado. Un traje y casco protegen al operador del impacto de abrasivos y un suministro de aire  ofrece suficiente ventilación a través del casco.

Las salas de chorreado se utilizan para componentes grandes o para componentes para los que sería muy caro realizar un chorreado/granallado automático. Junto con los manipuladores de boquillas instalados en la sala de chorreado, las superficies se procesan automáticamente y las zonas de difícil acceso se chorrean manualmente. Así se mantiene la flexibilidad a la vez que se reduce el número de operadores necesarios.

El transporte de abrasivos es otra ventaja del diseño de la máquina.  Así como el suelo Pulsomatic de transportador plano con una escasa profundidad de instalación, Wheelabrator tiene amplia experiencia con roscas transportadoras y filas vibratorias para el transporte de abrasivos.