Los Siete Magníficos en Marcegaglia: el gigante italiano del acero decide utilizar únicamente maquinaria Wheelabrator en sus operaciones de desoxidación

Published

Marcegaglia Specialties SpA ha adquirido siete máquinas de limpieza por granallado Wheelabrator FL para la desoxidación de alambres y barras en su planta de Contino di Volta Mantovana, Italia.

Marcegaglia fabrica en Contino tubos de acero inoxidable y productos planos, así como barras laminadas en frío. La empresa adquirió su primera máquina Wheelabrator FL para la planta en 2012. Impresionados por su fiable rendimiento y su facilidad de mantenimiento, Marcegaglia decidió sustituir el resto de maquinaria de otros fabricantes por nuevos equipos Wheelabrator FL.

La desoxidación mecánica es una alternativa al decapado químico que resulta más respetuosa con el medio ambiente y puede aplicarse directamente en la línea de producción a una velocidad relativamente alta. Las máquinas FL de Wheelabrator están específicamente diseñadas para este propósito y se emplean constantemente en todo el mundo, con más de 200 máquinas operativas en la actualidad. La característica común de todas las máquinas FL es el ajuste de la dirección del abrasivo hacia piezas muy delgadas utilizando placas guía que pueden adaptarse a diferentes diámetros de piezas. 

Las máquinas para Marcegaglia son las siguientes:

  • una FL-6 para material plano (proceso de bobina a bobina)
  • cuatro FL-4 para material plano y cuadrado (proceso de bobina a bobina)
  • una FL-4 para barras redondas, hexagonales y cuadradas (proceso barra a barra)
  • una FL-6 para barras redondas, hexagonales y cuadradas (proceso barra a barra)

Las siete máquinas están equipadas con potentes turbinas U70x380 de accionamiento directo. El número total de turbinas entre todas las máquinas es de 32, lo que suma una potencia combinada de 1.322 kW.

Stefano Dall’Acqua, jefe de planta en Contino, comenta: «Cuando compramos nuestra primera FL en 2012, su impacto en la producción de Contino fue notable e inmediato. Era increíblemente fiable y a la vez requería menos atención y mantenimiento que cualquiera de nuestras otras máquinas. Ese es el motivo por el que la inversión en otras siete máquinas FL es perfectamente razonable para nosotros en términos comerciales. Nos hará más eficientes, más ágiles y más competitivos». 

Los nuevos equipos se estarán enviando y poniendo en marcha a lo largo de un periodo de dos años. El proyecto se inició en marzo de 2016 y concluirá en marzo de 2018 con la instalación de las dos máquinas FL-6.