Triple EMP: modernización de equipos en Hay Speed

Published

Las piezas forjadas en las instalaciones alemanas de Hay Speed permiten que millones de vehículos funcionen en todo el mundo, cifras que además van en aumento diario. La calidad, la eficiencia y la filosofía de constante mejora de los procesos son, por tanto, prioritarias para la empresa.

Estos altos estándares también se aplican a las tres máquinas de tambor de ciclo operativas en la planta de Lüchow de Hay Speed en la Baja Sajonia. Las tres máquinas se han encargado con total fiabilidad de la limpieza de piezas forjadas (p. ej., primordios de engranaje) para la industria mundial del automóvil durante algún tiempo: la más antigua de ellas tiene 35 años. La más reciente del trío, una Wheelabrator MB 700S, se puso en funcionamiento en 2014.

Hay Tumblast Machine

Ahora, las dos máquinas más antiguas han sido actualizadas por completo para adaptarlas a las especificaciones y los estándares técnicos de la máquina más reciente, para cumplir con la creciente demanda de reducción de mantenimiento y tiempos de inactividad.

A lo largo de tres años y mediante una planificación sistemática de las paradas de producción, un equipo de Wheelabrator se ha encargado de modernizar las máquinas pieza por pieza. Los controles de la máquina se actualizaron con la instalación de paneles Siemens S7, y todas las turbinas se sustituyeron por modelos de alto rendimiento TITAN de Wheelabrator.

Sebastian Riesch, ingeniero de proyectos en Hay Speed y encargado de la optimización del equipo y la producción, explica: «En un principio, el objetivo de las actualizaciones era mejorar la logística y el inventario de las piezas de repuesto, así como reducir la necesidad de mantenimiento y, en última instancia, los costes de producción».

«Sin embargo, al introducir las turbinas TITAN como estándar en todas las máquinas, la duración de los ciclos también se ha reducido, lo cual ha supuesto un aumento de la capacidad de producción y, a la vez, un impacto positivo sobre los costes por unidad».

Las nuevas turbinas TITAN, con 22 kW cada una, contribuyen a lograr una producción más eficiente, gracias al aumento de la potencia del granallado, la reducción del consumo de material abrasivo, el ahorro energético y la disminución drástica de tiempos inactivos.

Wolfgang Krause, director de cuentas clave de Wheelabrator, añade: «Las nuevas turbinas TITAN pueden compartir todas las piezas de repuesto y de desgaste, ya sean paletas o placas de revestimiento. De este modo se reduce notablemente el inventario de piezas de repuesto necesario en la planta. Gracias a la excelente calidad de los materiales y al diseño de baja vibración de las turbinas, las piezas se desgastan más lentamente».

«Por nuestra experiencia, sabemos que podemos incrementar considerablemente la vida útil de, por ejemplo, los juegos de paletas de la turbina. Incluso en máquinas que incluyen solo una o dos turbinas, como las de Hay Speed, este tipo de mejora puede suponer una diferencia enorme en la eficiencia productiva de una planta».

Los Programas de Modernización de Equipos (EMP) son una oferta básica de Wheelabrator con la que se puede alcanzar un alto rendimiento incluso con máquinas muy antiguas. Además de mejorar el rendimiento, los EMP pueden incluir ajustes destinados a mejorar la ergonomía, la seguridad o el impacto medioambiental, así como la adaptación de máquinas a sistemas de automatización o a nuevos productos.

Sebastian Riesch concluye: «Tras la actualización, los tiempos de inactividad se han reducido notablemente, al igual que la necesidad de mantenimiento. Las tres máquinas funcionan con un proceso de control mejorado y a un ritmo de granallado mayor. El resultado de la mejora ha superado con creces nuestros objetivos iniciales».