Un nuevo y deslumbrante centro urbano, granallado por expertos

Published

La pieza arquitectónica clave del nuevo centro Lexicon de Bracknell (Reino Unido), de 240 millones de libras, es su impresionante revestimiento de aluminio. Aquí le mostramos cómo el shot peening de precisión de Wheelabrator le aportó su aspecto distintivo.

Perfil de la compañía

El nuevo complejo comercial y de entretenimiento Lexicon de Bracknell, en Berkshire, Reino Unido, es uno de los mayores proyectos de regeneración del Reino Unido. La pieza arquitectónica clave es su atractivo revestimiento exterior de aluminio. Y lo que hace especial a esta pieza es el shot peening de grado aeroespacial, que le aporta un comportamiento y un aspecto extraordinarios.

Retos

Remodelar el centro urbano de una ciudad considerada como una de las más feas del país no es tarea sencilla, sobre todo cuando el objetivo es crear desde cero un espacio comercial y de entretenimiento de 54.000 metros cuadrados. 

Sin embargo, a solo 16 kilómetros de Reading, Windsor y Maidenhead, se encuentra la pequeña ciudad de Bracknell, en Berkshire, edificada en la postguerra, cuya arquitectura brutalista la llevó a ser elegida como la ciudad más fea en una encuesta de 2013. La reurbanización resultaba ineludible, por lo que el ayuntamiento aprovechó la oportunidad para empezar de nuevo y crear un floreciente centro urbano con un núcleo social, comunitario y cultural. 

El elemento arquitectónico individual de mayor envergadura de todo el plan lo constituía el complejo comercial y de entretenimiento Lexicon, de 240 millones de libras. Con la promesa de ofrecer una combinación de más de 70 tiendas, restaurantes y centros recreativos, se convirtió rápidamente en uno de los mayores proyectos de reurbanización del Reino Unido.
El objetivo era crear un nuevo foco de atención para Bracknell que capturara las aspiraciones visionarias del proyecto mediante un espacio fluido, ecológico y abierto provisto de una estética atractiva y actual. 

La firma de arquitectos BDP combinó una gama de materiales cálidos, como ladrillo y madera, así como aluminio con vistosas perforaciones y acabado superficial con shot peening, además de elegantes conceptos para recubrimientos exteriores y doseles. 

La solución

La precisión del sector aeroespacial se une al revestimiento arquitectónico 

Un elemento fundamental del diseño de BDP lo constituía la atractiva fachada de aluminio mate para los prestigiosos grandes almacenes Fenwick. 

Mace, el contratista principal del proyecto, seleccionó a Prater para diseñar, proveer e instalar la cubierta exterior. Ambos colaboraron estrechamente con el diseñador del revestimiento de Prater y con Bailey (fabricación, diseño y aprovisionamientos) para desarrollar un complicado diseño con un impactante patrón de círculos que permitía su retroiluminación. 

El empeño por conseguir un acabado impecable y un máximo nivel de rendimiento a partir de aluminio de 5 mm supuso un notable desafío en cuestión de especificaciones. También era indispensable minimizar la corrosión, garantizar una larga vida útil y proporcionar una superficie adecuada para la anodización. Si a todo esto añadimos la necesidad de crear 2.200 paneles con 21 diseños diferentes –todos ellos con una meticulosa uniformidad tanto de color como de acabado–, la dimensión del reto es evidente. 

Ante semejante rigor de criterios, no es sorprendente que los diseñadores del revestimiento optaran por buscar una solución fuera de la industria de la construcción. 

Peter Woods, director de producción de Bailey, comenta: «El revestimiento exterior de aluminio de los grandes almacenes Fenwick era la cereza del pastel. Los paneles eran vitales para la estética arquitectónica, por lo que su aspecto debía ser perfecto.

Para lograr un acabado de shot peening bien controlado y con una textura uniforme en los paneles de la fachada del proyecto fueron necesarias técnicas de tratamiento de metales empleadas en la industria aeroespacial que permitieron garantizar el tono, la vida útil y el rendimiento previstos».

Bailey recurrió a Wheelabrator Impact Finishers para que aplicaran sus conocimientos avanzados sobre procesos de peening de alta especificación para las industrias de la aeronáutica y automotriz.

El resultado

Una superficie forjada mediante miles de pequeños impactos

Imitando el método ancestral de trabajar los metales con un martillo para comprimir su superficie, el shot peening endurece los productos metálicos bombardeándolos con microesferas de acero, vidrio o cerámica.

Miles de pequeños impactos simultáneos permiten modificar las propiedades de comportamiento del metal. Los metales tratados se vuelven más duros, más resistentes a  posibles daños y más inmunes a la corrosión, lo que permite reducir los mantenimientos y prolongar su vida útil.

El peening aporta asimismo una serie de ventajas visuales. Crea un acabado suave y uniforme, con una textura con hoyuelos muy característica, y permite reducir la reflectividad, requisitos todos ellos para la envoltura externa de los almacenes Fenwick.

Chris Pallot, director de desarrollo de negocio de Wheelabrator, comenta: «Debido a la importancia del proyecto Lexicon y el deseo de crear un legado duradero, el aluminio debía optimizarse para poder ocupar su puesto de honor.

En las fachadas de centros comerciales como Fenwick, la durabilidad y la sencillez de mantenimiento son puntos clave. El shot peening proporciona un acabado capaz de afrontar el paso del tiempo: está concebido para durar por mucho tiempo. El mantenimiento es casi insignificante, y los paneles pueden limpiarse simplemente con agua y jabón.

El equipo de Wheelabrator se reunió previamente con Bailey para asesorarles sobre las especificaciones y los tratamientos necesarios para que la aplicación compatibilizara su ambiciosa visión estética con aquello que sabíamos que era técnicamente posible.

Con semejante cantidad de paneles –2.200 distribuidos en 21 diseños distintos– es fundamental que el acabado de shot peening sea uniforme y consistente. Cualquier zona desigual llamaría la atención de forma inmediata».

Perfeccionando los paneles

Para garantizar que la fachada proporcionaba el impacto visual deseado a la vez que conservaba su rigidez y rendimiento, Wheelabrator trabajó en estrecha colaboración con Bailey. El equipo sacó partido a su experiencia en el acabado de docenas de proyectos arquitectónicos de gran prestigio y a las posibilidades ofrecidas por las tecnologías de producción automatizada más innovadoras con el fin de conseguir una superficie perfectamente acabada en cada panel.

Dada la uniformidad superficial requerida, Wheelabrator optó por usar granalla no ferrosa, que permite un acabado texturizado, homogéneo y no direccional con una profundidad constante en cada panel y sin riesgo alguno de contaminación ferrosa.

A lo largo de tres meses, Wheelabrator Impact Finishers, la división de servicios subcontratados de shot peening de Wheelabrator, trató las superficies de 2.200  paneles, lo que equivale a 2.000 metros cuadrados de aluminio de 5 mm.

Con el centro Lexicon ya abierto al público, los paneles aportan un exterior muy vistoso a los almacenes Fenwick.

Peter Woods, director de producción de Bailey, explica: «El planteamiento colaborativo, los profundos conocimientos técnicos y los procesos de control de calidad de Wheelabrator nos permitieron trabajar con plazos muy ajustados y atenernos a los altos estándares de calidad exigidos por uno de nuestros principales clientes.

Y lo más importante de todo: el resultado es deslumbrante y nos maravilla ver los almacenes Fenwick abiertos al público y su imponente fachada que causa admiración entre los visitantes ».

Si tiene cualquier consulta relativa al shot peening arquitectónico o necesita asesoramiento sobre sus especificaciones, puede contactar con Chris Pallot de Wheelabrator Impact Finishers llamando al +44 (0) 1753 215676 o a través del correo electrónico.