Resumen del seminario web: Reducción del costo por pieza

Published

Wheelabrator y la revista Modern Casting formaron equipo para dirigir un seminario web donde se muestra a los usuarios de granalladoras cómo reducir sus costos por pieza minimizando el consumo de abrasivos. En el seminario web se vio cómo, para reducir los costos considerablemente, basta con unos retoques en la configuración de la máquina y llevar a cabo inspecciones, mantenimiento y actualizaciones frecuentes.

El seminario web, dirigido por Jonathan Edwards, desarrollador comercial de campo de Wheelabrator en LaGrange, Georgia (EE. UU.), nos ofreció algunas ideas, consideraciones y sugerencias para lograr unos resultados de granallado óptimos con el menor costo por pieza.

Orientación de la rueda

Según Jonathan, el factor más importante que es necesario optimizar y mantener es la orientación precisa de la rueda. Sencillamente, lo que significa es asegurarse de que el abrasivo golpea exactamente en los puntos correctos de la pieza, utilizando la potencia de alimentación de la manera más eficiente posible para lograr el acabado deseado. Una óptima orientación reduce el desgaste y el consumo de energía y mejora los resultados del granallado en la pieza. 

Una importante sugerencia de Jonathan, algo que permite garantizar fácilmente que la rueda está bien orientada, es realizar una prueba de puntos calientes de dos minutos con acero de espesor fino. La granalla teñirá la lámina de azul y mostrará de forma clara y visible si el objetivo es preciso. Una granalladora orientada con precisión dejará una forma elíptica en la lámina.  

Tamaño de granalla, mezcla y mantenimiento

La proporción de granalla perfecta requiere arte y ciencia. Cualquier desviación, sea natural o evitable, tendrá una enorme repercusión en el uso del abrasivo y, consecuentemente, en los costos de producción.

El tamaño de la granalla es crítico. Una partícula de abrasivo más pequeña tiene un impacto mayor por peso y ofrece una buena cobertura. Las partículas de abrasivo de mayor tamaño son adecuadas para la limpieza en bruto. Las partículas medianas ofrecen una combinación de ambas.

Teniendo esto en cuenta, la solución ideal sería una mezcla que contenga granalla lo suficientemente grande como para romper la arena y las incrustaciones y lo suficientemente pequeña para ofrecer una buena cobertura. 

Los operadores deben esforzarse por obtener una curva de campana en tamaños de abrasivo. La solución ideal puede ser seleccionar una mezcla de al menos tres tamaños de granalla (pequeña, mediana y grande). La optimización dependerá de las piezas concretas. 

Una vez obtenida la mezcla óptima, esta debe mantenerse. La granalla tiene una vida útil natural, por lo que, una vez que se gasta y se filtra, debe reemplazarse. Aquí, Jonathan recomienda un adicionador de abrasivo para automatizar el proceso de corrección de los niveles de mezcla y cotejarlo con los requisitos en vivo. 

Configuración de rueda, pala y caja

Las granalladoras contienen muchas piezas móviles. Si todas funcionan de manera fluida, óptima y hacen su papel para garantizar que la máquina consigue su objetivo, el desgaste interno se puede minimizar. 

Si el abrasivo impacta en los revestimientos de la cabina en lugar de la pieza, se derrocha energía, se daña la máquina por dentro y se desperdicia granalla. Se puede mejorar la transferencia del abrasivo a través de la rueda mediante la optimización y el bloqueo del ángulo de apertura de la caja de control y especificar una paleta optimizada en cuanto a largo, ancho y forma para lograr un patrón de granalla convexo. 

Otro aspecto que hay que vigilar son los componentes internos que muelen el abrasivo. Un ejemplo es la expulsión violenta de granalla de la caja de control a la paleta. En consecuencia, la paleta golpea la granalla en lugar de proyectarla por toda su longitud, lo que repercute en el objetivo y aumenta el desgaste tanto del abrasivo como de los componentes internos. 

Esto suele suceder porque la alineación del rotor de la caja de control no está bien regulada e impide que el abrasivo salga en el momento adecuado.

Comprobación de la configuración optimizada

Cada ángulo, velocidad, tamaño, componente y configuración necesita considerarse desde una perspectiva científica para garantizar que la máquina funciona con la eficiencia máxima. Una vez que se logra la configuración óptima, esta puede variar debido al desgaste constante, por lo que es esencial comprobar la configuración, la alineación y el impacto del desgaste con regularidad.

Uno de los puntos en los que insistió especialmente Jonathan fue en que el mantenimiento imprevisto genera gastos significativamente mayores por períodos de inactividad, interrupciones, contratación de más personal y costos externos. El mantenimiento planificado o previsto se puede programar para que suceda en el mejor momento, limitando el impacto en los calendarios de producción. 

¿Qué es lo próximo?

Wheelabrator compartió muchas sugerencias e ideas, por lo que animamos a todas las personas interesadas a ver el seminario web. 

Por último, la eficiencia máxima rara vez se conseguirá solo con experiencia interna. Los fabricantes de máquinas saben mucho sobre ellas, por lo que debería consultarles cómo configurarlas, mantenerlas y actualizarlas para conseguir una eficiencia máxima constante.

Para saber cómo maximizar la eficiencia y el rendimiento de su granalladora, póngase en contacto con el representante local de Wheelabrator. 

Reducción del costo por pieza

Ver el seminario web